Experiencia en ArteFacto Sonoro

Llegué a Quito con una idea vaga de lo que sería el proyecto. Tenía una inquietud bastante grande de experimentar sonoramente con otros lenguajes. He tenido oportunidad de estar cercano a la pintura, la fotografía, el cine y la literatura y como músico la conexión entre estas expresiones visuales/narrativas y el performance sonoro siempre tuvo sentido. Las líneas que trazan una melodía, las imágenes que generan un ambiente, la música que crea una narrativa. Estos días en la residencia fueron provechosos para sumergirme en la exploración de esta conexión. Pude estar investigando en la biblioteca de la FLACSO un poco de las narrativas locales, leyendas, cuento y cosmovisiones ecuatorianas que a su vez me llevaron a comprender la música y su importancia espiritual.

El proyecto Trayectos cuenta la travesía de los usuarios de la ciudad de Quito por las calles y el transporte público, trata de ver las expresiones de estos sujetos y cómo definen los espacios que transitan a la vez que estos espacios definen a los sujetos. A través del video y la música se trata de generar un ambiente reflexivo en torno a esta relación sujeto-espacio.

Las primeras semanas recorrí la ciudad a pie y en transporte público registrando material sonoro y visual para luego editarlo y obtener 3 videos que serían las composiciones. En un principio se suponía que el video llevaría una composición que se tocaría igual una y otra vez, sin embargo pensé mucho en la música que quería para el video y cómo podía escribirla y concluí que la imagen, su ritmo, su ambiente, ya eran suficientemente fuertes y podían ser interpretadas como partituras.

A raíz de esta inquietud fui descubriendo e investigando acerca de escrituras musicales alternativas. La notación gráfica permite estructurar la forma de una pieza pero dejar espacio a la interpretación de los músicos para que libremente descifren la pieza.

Pinté dos piezas para orquestación libre y de interpretación libre bajo pequeñas pautas o guías establecidas.

En dos meses aprendí mucho, y no solo acerca de mi proyecto. Estar en Quito me permitió ver la música que quería hacer y cómo plasmarla. Conocí bastante gente, hice buenos amigos.

Gracias al apoyo de ArteFacto Sonoro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s